Biografìa

Nací en Buenos Aires. 
Viví en Tierra del Fuego hasta los seis años y en Dolores, Pcia de Bs. As. hasta los 15. 
En la ciudad de Buenos Aires desde los 15 a los 19 en que me fui a Europa.

Fui uno de los fundadores de la Comuna Baires en 1971 y trabajé con ellos hasta el 1975. La Comuna Baires huyó de la violencia en el 74, luego de que un comando paramilitar secuestrara y torturara salvajemente uno de nuestros compañeros. 
 
Me separé de la Comuna en Milán donde trabajé por 5 años en un Centro Social (un espacio que habíamos ocupado ilegalmente, donde hacíamos actividades artísticas y culturales para el barrio y la ciudad) 
Allí hice una obra unipersonal
Persiguiendo el Sol, (A Rincorrere il Sole)
Era el 1978 y esa obra era una radiografía implacable de la derrota de una generación: la mía.

En el 80 me fui a Dinamarca. Escriben que Barba fue mi maestro, pero yo fui a trabajar con Iben Nagel Rasmussen. Ella  fue mi maestra (y también mi esposa) Barba es el maestro de Iben. 
Estoy muy lejano de los postulados estéticos de Barba, de hecho,
El Mar en el Bolsillo la obra con la que me alejé de Dinamarca, es también una polémica artística con él. 
Pero la ética de los actores del Odin, su devoción a su propio trabajo, su seriedad y compromiso son horizontes éticos en mi vida. 

 
Me fui de Dinamarca en el 90 y en el 91 inicié el proyecto para el cual había ahorrado dinero durante 5 años: El Teatro de los Andes de Bolivia. Trabajé en Bolivia 19 años, hasta que una mezcla de circunstancias familiares, grupales y políticas me hicieron irme de allí. 
Dejé a mis ex compañeros el teatro del cual yo era propietario y me fui a Italia.
Hice dos documentales en Bolivia. Uno:
Humillados y Ofendidos, denuncia un ataque racista a los campesinos de Chuquisaca organizado por las autoridades de la ciudad de Sucre, que me valió amenazas, insultos, incitaciones a lincharme y finalmente una paliza y la amenaza de asesinar mi esposa y mis hijas. 
El segundo documental
Tahuamanu, fue sobre la masacre de Pando, el 11 de septiembre del 2008, donde conté como la derecha Boliviana gestó esa masacre, y la corresponsabilidad objetiva en los hechos de un grupo paramilitar organizado por un caudillo local aliado con el gobierno de Evo Morales. 

Si el  primer documental me había transformado en villano en Sucre y Santa Cruz y héroe en La Paz, el segundo documental recibió el silencio de ambos bandos: La oposición de derecha nunca lo pasó en sus televisiones porque  denunciaba su complicidad  en la masacre y la televisión del gobierno tampoco lo pasó, porque el gobierno mentía respecto a la ausencia de armas entre los campesinos. 
Así en el 2010 decidí irme definitivamente de Bolivia. 

 
Desde entonces hasta el 2016 viví y trabajé en Italia viniendo cada vez más a Argentina donde acabé de radicarme en el 2017.
.